ORTO CONSEJO ¿COMO ELEGIR EL BASTON ADECUADO?

 

Los bastones para andar son una herramienta de ayuda para muchas personas. No sólo las personas de la tercera edad son susceptibles de necesitarlos, sino que mucha gente joven o de mediana edad que ha sufrido algún tipo de lesión puede precisar de esa ayuda para volver a andar. Es importante que tengamos claro cómo debe ser el bastón en cada uno de los casos y cómo se debe hacer un correcto uso para evitar caídas y problemas derivados.
¿Cómo elegir un bastón?
Antes de nada, lo más importante es saber elegir el bastón perfecto para ti.
En esta elección lo primero que tenemos que tener en cuenta es la altura. Recuerda que nosotros no debemos adaptarnos al bastón, es él el que se tiene que adaptar a nosotros. Por esto encontrarás bastones de diversas alturas.
Antes de adquirirlo tenemos que tener en cuenta varios factores:

- La altura:

Sólo tienes que seguir estos pasos:
1. Colócate de pie con la espalda y las piernas rectas. Mantén los brazos pegados al cuerpo.
2. Sitúa el bastón de pie a tu lado. Puedes pedirle a alguna persona que te ayude.
3. Observa que el mango del bastón queda a la misma altura que tu muñeca.

medidas-baston

- El mango
Te recomendamos que encuentres la forma del mango con la que más cómodo estés y más manejo tengas.
No te fijes en el diseño del mango ni cuál te resulta más atractivo, guíate por la comodidad que te ofrezca.

Consejos para usar el bastón de la forma correcta
Lo mejor es asegurarte de que lo estás usando correctamente desde el inicio
- Lleva siempre el bastón en la mano opuesta a la pierna que necesita el apoyo.
- Cuando des un paso con la pierna más débil debes balancear el bastón, de esta forma la pierna y el bastón hacen el mismo recorrido. Una vez que vuelvan a tocar el suelo el pie y el bastón, tienen que quedar en la misma posición.

v4-728px-Hold-and-Use-a-Cane-Correctly-Step-4-Version-3
La seguridad es muy importante, lo primero que tenemos que comprobar son las conteras. Las conteras son las piezas pequeñas que están en el extremo del bastón y tocan el suelo. Debes comprobar que están en buenas condiciones, que aún mantienen el agarre y que no se resbalan.

ORTO CONSEJO LA HABITACION GERIATRICA

La habitación geriátrica

En la mayoría de los casos, las personas mayores van perdiendo paulatinamente sus facultades y los familiares han de ir adaptando el entorno a sus necesidades. Esto plantea, en ocasiones, ciertas dudas respecto al mobiliario o ayudas técnicas necesarias. Desde Dynamic, te ofrecemos a continuación algunas nociones generales que pueden ayudarte.
cama-vertical-ceniza-abierto
Si tu familiar se puede manejar por sí mismo, todos los esfuerzos deben centrarse en evitar las caídas y, por tanto, en procurar que los utensilios habituales estén a mano. Veremos algunas nociones a este respecto:
• Eliminar alfombras.
• Evitar suelos resbaladizos.
• Tener siempre otra cama o butacón reclinable dentro de la habitación para poder atenderlo en los períodos de enfermedad.
• Contar con ayudas técnicas como las sillas con inodoro, por ejemplo, para que no tenga que ir al baño por la noche.
silla-con-inodoro-respaldo-hexagonal-outlet

Si tu familiar ya no se puede manejar por sí mismo veamos algunas consideraciones:
• Procurar que el dormitorio tenga buena ventilación y luminosidad.
• Adquirir una cama articulada, preferiblemente con ruedas y con posibilidad de elevación también. Esto te facilitará la manipulación (para cambiar a la persona de posición, por ejemplo, o para cambiar las sábanas) sin necesidad de que tengas que agacharte (lo que puede perjudicar tu espalda).

• No está de más que el colchón sea antiescaras (viscoelásticos, de látex o de poliuretano) o un colchón antiescaras de aire dinámico.

Colchón antiescaras de aire dinámico
• Colocar la cama retirada de la pared en sus laterales (solo la cabecera debe dar a la pared); de este modo, podrás realizar las tareas de aseo o manipulación desde ambos lados de la cama o con otra persona que te ayude.
colchon_antiescaras_aire_sy400
• Si la persona tiene tendencia a levantarse por la noche con peligro de caída, puedes adquirir barandillas abatibles para camas.
• Si conserva alguna movilidad, evitar esquinas punzantes en el mobiliario (mejor redondeadas).
barandilla_acero_inoxidable
• A veces es muy útil contar con mesillas, sillas, etc. más altas. Para esto hay elevadores de mobiliario.
elevador

• Existen grúas para el traslado. Se puede instalar una con carriles por toda la casa o utilizarla solamente en la habitación.
grua_sunlift_mini

De todos modos, en Dynamic disponemos de un excelente grupo de profesionales que te podrán asesorar en todo lo que necesites. Puedes llamarnos al 968515251 o enviarnos un email con tu consulta a ortopedia@dynamicsoluciones.com

ORTO CONSEJO 06.- FASCITIS PLANTAR

¿En qué consiste la fascitis plantar?

La fascia plantar es una banda de tejido elástico que va desde el calcáneo hasta la zona metatarsal (debajo de los dedos). La inflamación de dicha estructura, principalmente en la zona en la que la fascia se inserta con el calcáneo, es lo que conocemos como fascitis plantar.
La fascia plantar tiene una gran función biomecánica al caminar: es la responsable, junto con otras estructuras del pie, de mantener el arco plantar, de absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo, de proteger los metatarsianos (evitando un exceso de flexión dorsal de los dedos), etc.

Síntomas

El síntoma principal de esta lesión es el dolor que se produce en la zona interna del talón, la parte en la que se inserta la fascia plantar, y que suele manifestarse más intensamente por las mañanas debido a la rigidez matutina de la fascia, que por la noche se acorta. El dolor suele ir acompañado de hinchazón leve, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.
En el caso de los deportistas, el dolor solo aparecerá por la mañana y tras la práctica de la actividad deportiva por lo que, en general, podrá seguir realizando la actividad.

¿Qué diferencia hay entre fascitis y el espolón calcáneo?

Cuando en las pruebas radiológicas observamos una calcificación del tubérculo posterointerno del calcáneo entonces hablamos de espolón calcáneo. Si en las pruebas no aparece dicha calcificación hablamos de fascitis. En realidad los síntomas y el tratamiento van a ser muy parecidos. El espolón ha aparecido por mantenerse una tracción continuada de la fascia contra el calcáneo. Esa tensión provoca en la fase inicial la fascitis plantar y si es mantenida en el tiempo posiblemente generará el espolón calcáneo. En ambos casos el objetivo del tratamiento ha de ser “destensar” la fascia para que disminuya la inflamación y por lo tanto el dolor. Podríamos decir, aunque con algunos matices, que el espolón es la continuación natural de una fascitis mantenida en el tiempo.
Es muy importante realizar el diagnóstico lo antes posible y así poder comenzar a realizar todas las acciones encaminadas a “destensar la fascia” lo antes posible. Cuanto antes comencemos el tratamiento, mejores resultados obtendremos en el corto y medio plazo.

Tratamientos

El tratamiento inicial suele consistir en la combinación de antiinflamatorios con diferentes tratamientos de fisioterapia dirigidos a aliviar la inflamación de la fascia en la fase aguda de este trastorno.
Si tras el examen de pisada el podólogo determina que la inflamación de la fascia se debe a un trastorno en la planta del pie, habrá que diseñar y fabricar una plantilla personalizada que permita liberar la fascia y así, una vez se alivie la inflamación de esta estructura, el paciente pueda retomar la actividad con menos probabilidad de recaída. “Con las plantillas adecuadas se pueden resolver hasta el 90 por ciento de los casos de las enfermedades que tienen que ver con la fascitis plantar”, afirma de la Rubia. En los casos en los que hay que recurrir a la cirugía, esta ya no es tan invasiva como era antes, pues ahora a través de la ecografía es posible saber con exactitud el lugar en el que se debe actuar, y por ello se logra liberar la fascia de forma satisfactoria la mayoría de las veces. Sin embargo, como en toda operación, existe riesgo tanto de infección como de no resolución.

Orto Consejo

Se recomienda a los deportistas afectados por esta lesión la realización de los siguientes ejercicios para aliviar los dolores ocasionados por la fascitis plantar:
• Masajear la planta de los pies con algún tipo de pomada antiinflamatoria.
• Rodar con el pie descalzo una botella con agua congelada contra el suelo.
• Realizar con frecuencia estiramientos del sistema aquileo-calcáneo-plantar, es decir, del gemelo, el tendón de Aquiles y la fascia plantar.

fascitis plantar

ORTO CONSEJO HIPERTENSIÓN

¿Qué es la hipertensión?
La hipertensión aparece cuando uno tiene unos niveles de presión arterial elevados de forma continuada. El corazón genera una fuerza sobre las arterias al bombear la sangre para poder conducirla hacia los diferentes órganos del cuerpo. Esta fuerza es lo que se conoce como presión arterial y en esta enfermedad se encuentra elevada. La presión máxima (a la que también llamamos alta o sistólica) es la fuerza que se produce en cada contracción del corazón y la mínima (la baja o diastólica) en cada relajación.

A continuación se describen los principales factores de riesgo de la presión arterial alta.

La edad avanzada
La presión arterial tiende a aumentar con la edad. Si usted es un hombre de más de 45 años o una mujer de más de 55, corre más riesgo de tener presión arterial alta. Más de la mitad de los estadounidenses mayores de 60 años tienen presión arterial alta.
La hipertensión sistólica aislada es la forma más frecuente de presión arterial alta en los adultos de edad avanzada.
Se presenta cuando solamente el número de la presión arterial sistólica (el número de arriba) es alto.
Aproximadamente 2 de cada 3 personas de más de 60 años con presión arterial alta tienen esta forma de la enfermedad.
La presión arterial alta no tiene que ser una parte normal del envejecimiento.
Usted puede tomar medidas para mantener la presión arterial en un valor normal.
Sin embargo, los estadounidenses de origen cubano tienen tasas más bajas de muerte relacionada con presión arterial alta que los caucásicos.
El sobrepeso o la obesidad
Usted tiene más probabilidades de sufrir prehipertensión o presión arterial alta si sufre de sobrepeso o de obesidad.
Los términos “sobrepeso” y “obesidad” se refieren a un peso corporal mayor del que se considera saludable para una estatura determinada.
El sexo
Entre las personas adultas, las mujeres sufren menos presión arterial alta que los hombres.
Sin embargo, las mujeres jóvenes y de edad madura (entre los 18 y los 59 años) tienen más probabilidades que los hombres de darse cuenta de que tienen la presión alta y de buscar tratamiento.
Las mujeres de más de 60 años tienen las mismas probabilidades que los hombres de darse cuenta de que tienen la presión alta y de buscar tratamiento.
Sin embargo, entre las mujeres de más de 60 años que han recibido tratamiento, el control de la presión arterial es menor que en los hombres del mismo grupo de edad.
Los hábitos poco saludables
Ciertos hábitos poco saludables pueden elevar el riesgo de que una persona sufra presión arterial alta. Entre ellos están:
• Consumir demasiada sal
• Consumir alcohol en exceso
• No consumir suficiente potasio en la alimentación
• No realizar suficiente actividad física
• Fumar
Otros factores de riesgo
Los antecedentes familiares de presión arterial alta elevan el riesgo de una persona de sufrir esta enfermedad.
El estrés prolongado puede hacer que una persona corra el riesgo de sufrir presión arterial alta.
Si se tiene prehipertensión hay más probabilidades de sufrir presión arterial alta más adelante.
La prehipertensión consiste en tener una presión arterial cuyos números de presión sistólica estén entre 120 y 139, con números de presión diastólica entre 80 y 89 mmHg (un intervalo de 120-139/80-89).

ORTOCONSEJO

• Deje de fumar. Reducirá sus factores de riesgo, y la probabilidad de complicaciones aún cuando persista su hipertensión.
• Controle su peso. El sobrepeso le añade una carga extra a su corazón.
• Reduzca el consumo de sal y coma alimentos saludables. Que no incidan negativamente sobre su nivel de colesterol.
• Evite el consumo excesivo de alcohol.El alcohol aumenta la presión en sus arterias.
• Haga ejercicio físico regular. Elija un programa sencillo, que pueda mantener, y hágalo regularmente, aunque sólo sea caminar 15 ó 20 minutos al día ó una hora durante al menos 3 días a la semana.
• Reduzca su estrés. Si se relaja, mejorará su presión arterial.
• Tome sus medicamentos. Exactamente como su médico le indicó. No deje de tomarlos, aún cuando se sienta bien. Si tiene alguna duda o problema consulte con su médico.

TENSION

ORTO CONSEJO 05.- TENDINITIS DE LOS TIBIALES

TENDINITIS DE LOS TIBIALES

El músculo tibial anterior tiene origen en la cara anteroexterna de la tibia e inserción en el primer metatarsiano. Su función es la flexión dorsal e inversión del pie.
En la tendinitis del músculo tibial anterior la persona siente dolor en la cara anterior o superior del pie, que también se puede localizar en la parte de delante del tobillo, tras el retináculo flexor. La tendinitis o tendinopatía se caracteriza por una inflamación (con los signos típicos de la inflamación, que son calor, rubor, dolor y tumor), la persona sentirá molestias especialmente cuando la zona está fría, una vez que ha comenzado la actividad, el dolor desaparece, pero se vuelve a reproducir cuando la actividad se mantiene en el tiempo. La contracción resistida del tibial anterior contra resistencia, en ocasiones sin resistencia (levantar el dedo gordo) puede producir dolor. Además se pueden notar u oír crepitaciones a la palpación o al movimiento.

ORTO CONSEJO
En primer lugar, debes reducir tanto el kilometraje semanal como la intensidad, lo que te permitirá liberar de una carga importante a tus piernas y reducirá el estrés al que sometes a los tibiales.
En segundo lugar, y no menos importante, puedes hacerte con una de las sprays y geles antiinflamatorios que encontrarás en farmacias para calmar el dolor propio de la lesión. Si el dolor no desaparece, o se agrava, es el momento de acudir al médico especialista o el fisioterapeuta.

TIBIALES